10
Actual
12 Min 16 Mx

Jueves 22 de Junio - 20:55 hs

Decretazo: la receta de Macri para emulsionar amores y odios

Decretazo: la receta de Macri para emulsionar amores y odios

Por Daro Zarco

El presidente Mauricio Macri design por decreto a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, para cubrir las vacantes de Eugenio Zaffaroni y Carlos Fayt, en la Corte Suprema de Justicia de la Nacin. Pate el hormiguero. Propios y extraos cuestionaron entre indignados y azorados las designaciones. Cuesta creer que un Presidente cometa la torpeza de entrar a decretazos nada menos que al Poder Judicial designando a los mximos magistrados.

Paralelamente, an con los dientes apretados, muchos tachan la legitimidad pero no tantos la legalidad de la medida y casi nadie la probidad de los hombres propuestos. Ante esto, se torna evidente que la estrategia de Macri no era imponer jueces sino encerrar a sus detractores en la mera crtica de las cuestiones de forma empujndolos a avalar in lmine el fondo de la cuestin. As, parece que la nica puerta de salida del brete de la subjetividad, para oficialistas y opositores, es dndole el visto bueno a sus designaciones.

Paradjicamente, incluso, podra decirse que designar motu proprio a los jueces no lesiona la independencia judicial si se tienen en cuenta los términos estrictamente partidarios de siempre, ya que list a un radical colaborador de Ral Alfonsn y a un peronista exministro de Néstor Kirchner, cuando pudo haber nombrado a dos amigos. As, por exagerada, se puede advertir claramente la intencin de dejar las negociaciones pendientes en medio de un mano a mano entre sus aliados del radicalismo y la oposicin, en una especie de toma y daca, método que generalmente da resultado en el Congreso.

La puesta a dedo en comisin de los jueces puede durar un ao o un da, segn el Senado insista con ms o menos interés en tratar los pliegos, ratificarlos o rechazarlos. Una salida prctica para quienes repudian el decreto es exigir la convocatoria a sesiones extraordinarias; algunos senadores ya lo hicieron mientras otros hablan de la inconstitucionalidad del decreto, un camino que se puede transitar pero que es tan largo que no impedir la incorporacin de Rosenkrantz y Rosatti.

Polticamente, la decisin de Macri tiene también cara y cruz. Por un lado, los tres ministros de la Corte ya dijeron que la designacin en comisin ad referéndum del Senado es potestad del Presidente de la Nacin, elogiaron a los designados y poco menos lo esperan con los brazos abiertos. Por el otro lado, no slo es una jugada agresiva sino también arriesgada, pero Macri entiende que este momento de popularidad es el indicado para tomar medidas estridentes. Su objetivo parece ser inaugurar focos aliados "moderados, con referentes que tomen distancia y capten adhesiones por cuenta propia o consoliden las que radican en la periferia de su sector poltico. Esto le permitira una construccin de base ms amplia, lo que no significa que sea slida, ni siquiera que pueda lograrlo.

 

 

Comentarios

Comunicacin Social - Todos los derechos reservados. (2005-2016)